En el Delta del Ebro

Jornada tranquila en el Delta del Ebro, seguramente por tratarse del mes de diciembre.
Aparte de la cada vez más grande colonia de flamencos y un juguetón Martin Pescador, poca cosa más.


Los flamencos permiten ya que te acerques a cierta distancia sin que levanten el vuelo.
Eso sí, si calculas mal, levantan la cabeza y empiezan todos a caminar en dirección contraria para mantener distancia de seguridad.


Puede apreciarse la diferencia de color entre los flamencos adultos y los juveniles.


Comentarios

  1. Aaala! cuanto flamenquito!debiste tener una buena sesión.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares