miércoles, 11 de marzo de 2015

Mallos de Riglos

En mi último viaje a Huesca no pude visitar los Mallos de Riglos por falta de tiempo.
En esta ocasión, además de llevarme la cámara de fotos, me he llevado mi ala FPV.


Y volando he conseguido unas preciosas imágenes de esas formaciones rocosas tan caracteristicas.


La mejor hora del día para fotografiar los Mallos es al atardecer, ya que la luz cálida de esa hora resalta los tonos anaranjados de las rocas.



Las imágenes no son excesivamente nítidas, ya que están sacadas de la cámara de video que monto en el ala, y que ésta vuela a unos 70km/h.


Aqui tienes un video con uno de los vuelos realizado en Huesca, donde además aparecen los castillos de MonteAragon y Loarre.