lunes, 26 de marzo de 2012

Plan B

Lo teníamos todo preparado:
- foto del SkyMaps donde se confirmaba que el domingo noche tendríamos alineados Venus, Jupiter y la Luna.
- Anticiclón sobre  Catalunya, que nos aseguraba un cielo limpio de nubes.
- la tortilla de patatas de Esther, que las hace de miedo.
- una botellita de Viñas del Vero Gran Vos Reserva
- repostería casera de Pepet.


Así que nos encaminamos al Montseny ilusionados con la idea de realizar una sesión nocturna. 
Cuando íbamos por la autopista cerca de Mollet, nuestra ilusión se desvaneció: unas amenazadoras nubes estaban justo encima de la montaña. Pasado el peaje de La Roca nuestros temores se confirmaron: no solamente habían nubes sobre el Montseny sino que que ya estaba prácticamente todo el cielo cubierto.


Tras unos segundos de duda y decepción, pusimos en practica el plan B: nocturna en la costa. 
Y el plan B funcionó a la perfección: una temperatura agradable, nada de viento ni oleaje, una cena espectacular bajo las estrellas acompañado de dos amigos.


Si la Felicidad dicen que es un instante, es ese momento fui Feliz.



domingo, 18 de marzo de 2012

Y llegó la Primavera...

y con ella una pequeña borrasca que nos ha deparado dos días de lluvia, tan esperada.
Y que mejor momento para volver a la fotografía después de unas semanas de descanso que una mañana de lluvia en el Montseny, con el ingrediente adicional de una preciosa niebla.


La falta de lluvia durante casi 3 meses ha quedado evidente en el monte, tras casi 24h de lluvia no todos los torrentes del Montseny tenían agua, y únicamente la riera de Passavets tenía caudal suficiente para realizar una bonita sesión de fotos.


Además, ha aparecido la niebla, y con ella el paisaje se transforma, ganado en belleza y misterio.


Eso sí, no ha dejado de llover en toda la mañana y la verdad es que se hace difícil manejar el conjunto cámara+tripode con un paraguas en la mano, pendiente sobre todo de que algunas gotas no cayeran sobre la lente del objetivo y estropeara la toma.
Por cierto, os recomiendo para afotar en unas condiciones parecidas unas botas de agua: las posibilidades que ofrecen son fantásticas, aunque conviene comprobar la profundidad del torrente con el trípode antes de meter el pie en el agua ;-)