miércoles, 31 de agosto de 2011

Ribadesella

Ultimamente programo mis vacaciones desde un punto de vista fotográfico: hace 2 años pasé unos días en Santander, el año pasado visite Toledo y los molinos de Don Quijote, y este verano he pasado una semana en Asturias, concretamente en Ribadesella.
Y para asegurarme que no tendría aburridos cielos de color azul intenso, escogí la última semana de agosto. Todo el mundo estará de acuerdo en que a partir de la segunda quincena de agosto el tiempo cambia y podría tener cielos más interesantes....


Con la ayuda de la aplicación TPE, imprescindible para todo fotógrafo, y el cuadro de mareas del mes de agosto, inicié al día siguiente mi primera sesión: todo sobre ruedas, la marea en su sitio, el cielo con las nubes justas para asegurar un precioso amanecer, y el Sol saliendo por el horizonte...


Bueno, pues fue el único día que amaneció así. El resto de días fueron cielos totalmente cubiertos, tanto al amanecer como al atardecer.


Pero no solo de amaneceres y atardeceres vive el fotógrafo....



martes, 30 de agosto de 2011

El Hayedo


La primera vez que vi fotos de este hayedo quede hipnotizado por su belleza. Así que este verano, aprovechando mis vacaciones en Asturias, decidí hacer una paradita "técnica" en Vitoria para ir en su búsqueda. 
La verdad es que hay muchas fotos por internet, pero en ningún lado detallan su situación exacta. Tras muchas horas de búsqueda con San Google, di con él en el Parque Natural de Gorbeia.
Sorprende por lo pequeño que es. Seguramente hay otros hayedos parecidos en los bosques de Vizcaya, pero lo que le hace diferente es ese pequeño riachuelo que lo cruza y por el que en otras estaciones del año baja agua, haciendo el paisaje todavía más maravilloso. Esas formas curiosas fueron creadas por un ancestral metodo de poda: el trasmocheo. A todos los ejemplares se les cortaba el tronco central para provocar una posterior ramificacion a partir de ese punto. Las ramas que iban saliendo en años posteriores se cortaban para la elaboracion de carboneras o simplemente para conseguir leña. Esa labor se abandono hace tiempo y hoy en dia las esas hayas estan en peligro por la falta de mantenimiento; la pequeña base no puede soportar todo el peso de las ramas que van creciendo, las raices son superficiales y los ejemplares van cayendo por la accion del viento o por el peso de la nieve.




La hora en que lo visité no era la más apropiada, pero cuando viajas con la familia no es cuestión de atormentarlos con tu afición. Así que me lo anoto en la agenda para una futura visita en unas condiciones más favorables.


jueves, 18 de agosto de 2011

Gorg

A veces Google depara sorpresas. El otro día puse en el buscador la palabra catalana "gorg", que significa poza. Y para mi sorpresa aparecieron varios resultados donde se detallan la situación de diversas pozas, algunas de ellas acompañadas de fotos.


A partir de aquí, y como ya he explicado en alguna ocasión, utilizo Google Earth para ver la localización exacta y su entorno.


En este mes de agosto la verdad creo que he tenido algo de fortuna: con las generosas lluvias caídas tanto en junio como en julio, esta poza tenía un magnifico nivel de agua, eso sí, muy fría para darse un bañito.
Y se confirma la regla: la cantidad de gente que visita un lugar de interés es inversamente proporcional a la distancia existente entre dicho sitio y el punto donde tienes que "abandonar" el coche. 
En este caso unos 3,7 km. en ligera ascensión, solamente complicada en el tramo final.


viernes, 5 de agosto de 2011

La Ley de Murphy

Estaréis de acuerdo conmigo que en esto de la fotografía este señor tiene mucho que decir.
Preparo excursión a Llivia con el objetivo de hacer una sesión nocturna: la luna se pone a las 23h y la previsión del tiempo asegura que la noche estará limpia de nubes.
Llego a Llivia a la hora de comer, y el cielo está bastante encapotado, por lo que dudo mucho que en unas horas cambie como para que pueda fotografiar la Via Láctea.
Toca cambio de planes, así que con la ayuda de Google Earth, que gran ayuda para nosotros!, localizo un pequeño lago a unos 25 km. ya en tierras francesas.



No hay mucha gente, por lo que se respira una calma que solo la alta montaña proporciona.
Y cuando ya iniciaba el camino de regreso, el señor Murphy hace de las suyas: aparecen de la nada 3 caballos, y uno de ellos inicia delante mío un baño de arena para limpiar su piel de parásitos.


Tiro trípode y mochila al suelo para poder componer algo decente. Estoy estrenando un 50mm de enfoque manual y el caballo se mueve deprisa...muevo el aro de enfoque, espero oír el pitido de confirmación, disparo, pitido, disparo.... repito la maniobra 4-5 veces...no sé ni que diafragma estoy usando, creo que f/5,6...


A pesar de ello, creo que el resultado merece la pena, no sé cuando volveré a encontrar una situación como esta.
Gracias Murphy!

PD: sigue pendiente la nocturna!